7 trucos para controlar la onicofagia

Existen pequeños trucos que pueden ayudarte en tu día a día a dejar de comerte las uñas, ¿quieres saber cuáles son?

  • Autoconciencia y liberación: es importante saber identificar qué es lo que nos hace morder y comer nuestras uñas. Una vez identificado, debemos aprender a controlar la ansiedad. Esto puede hacerse a través de actividades que mantengan nuestras manos ocupadas.
  • Masticar: mientras masticamos, evitamos comernos las uñas. Por eso recomendamos chicles sin azúcar o pastillas de menta cada vez que te encuentres ante un deseo incontrolable de morderte las uñas.
  • Aloe vera: será buenísimo para muchas cosas y tendrá infinidad de propiedades, pero sabe muy mal. Si frotas un trocito de aloe vera contra tus uñas, evitarás llevarte la boca a esa zona.
  • Uñas postizas: cubrir tus uñas con otras acrílicas te permitirá que las naturales crezcan en buen estado sin que te las comas.
  • Guantes: si eres partidaria o partidario de los guantes, úsalos. Es una buena manera de evitar la onicofagia.
  • Celebra tu éxito: si compartes esto con quienes te rodean, te animarán a seguir teniéndolas fuertes y sanas.
  • Terapia: recurrir a la ayuda de profesionales, como la que proporcionamos en nuestra Clínica Pilar Burillo, te ayudará a dejar este mal hábito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.