Alzheimer: la alimentación y actividad como prevención

Hoy se celebra el Día Mundial del Alzheimer, una enfermedad neurogenerativa, progresiva e irreversible que afecta a más de 800.000 personas en España según las estimaciones de la Sociedad Española de Neurología. Esta enfermedad, patente en muchos de nuestros mayores, es también una de las que más gastos sociales genera. Además, cada año se descubren unos 40.000 nuevos casos.

¿Cómo podemos frenarla?

Como os decíamos, el Alzheimer es irreversible y sumamente difícil de evitar. Sin embargo, podemos llevar a lo largo de nuestras vidas distintos hábitos saludables que pueden ayudarnos a prevenirlo y retrasarlo.

La alimentación tiene mucho que ver en el tema de la prevención puesto que, en este caso, una dieta saludable estimula el flujo de sangre y por lo tanto el correcto funcionamiento del cerebro.

La clave está en mantener una dieta equilibrada y combinarla con ejercicio físico y mental, además de actividad social, asociada a una mayor probabilidad de mantener el cerebro en funcionamiento. Los estudios determinan que las personas que basan su alimentación en pescado, fruta y verdura, incluyendo ácidos grasos como el aceite de oliva, tienen menor probabilidad de sufrir Alzheimer.

Para conseguir estos beneficios, es importante que mantengamos esta dieta durante un largo periodo de tiempo. También debemos evitar las grasas saturadas y los alimentos ricos en colesterol, ya que perjudican nuestra salud cardiovascular, lo que supondrá un problema para mantener nuestro cerebro sano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*