Onicofagia, mucho más que un problema estético

Si os habláramos de la onicofagia, seguramente más de uno no sabríais a qué nos estamos refiriendo pero si lo traducimos a “morderse las uñas”, muchos de vosotros os sentiréis identificados. Este problema no sólo es una cuestión de estética, sino también de salud.

La onicofagia afecta a un 45% de los niños y a un 10% de los adultos.  Este acto, casi involuntario, es un síntoma de ansiedad, inseguridad, depresión o angustia.

Es una costumbre que acaba convirtiéndose en un acto reflejo inconsciente y automático, por lo que cada vez resulta más difícil dejarlo, sobre todo, en situaciones de estrés, nerviosismo, angustia o insatisfacción personal.

Este problema puede llegar a afectar a la salud y tener consecuencias en otras partes del organismo.  Provoca que las uñas no crezcan correctamente y dolor en ciertas articulaciones mandibulares. Los dientes también pueden verse afectados por esta mala costumbre, ya que se desgastan más de lo habitual.

Tratar la onicofagia no es fácil.  Si habéis probado ya todos los métodos y no os han dado resultado, nosotros tenemos la solución. Realizamos terapias con hipnosis para combatir este problema. No esperéis más. Vuestra salud, os lo agradecerá.

Podéis contactar con nosotros o visitarnos en nuestra Clínica Pilar Burillo, os estamos esperando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*