Siete hábitos alimentarios con los que evitar hacer dieta (II)

Si la semana pasada os decíamos que para comer de forma saludable era muy importante tener en cuenta:

a) primero, lo que compramos.

b) segundo, el tamaño de las porciones.

Esta semana os dejamos con los últimos tres hábitos que consideramos imprescindibles para una alimentación sana y equilibrada.

  • Masticar bien cada bocado: masticar bien cada trozo que nos metemos en la boca favorece la saciedad. También ayuda a digerir y a disfrutar más de lo que estamos comiendo. En este sentido, os recomendamos algunos alimentos duros y crujientes como los frutos secos.
  • Incluye en tu dieta alimentos saciantes: para estimular la saciedad y así controlar mejor lo que comemos, resulta de gran ayuda escoger alimentos ricos en agua, fibra o proteínas para nuestra dieta habitual. Frutas, verduras, sopas… alimentos saciantes y contundentes pero, a la vez, bajos en calorías.
  • Autoevaluar la dieta: el control, en casi todos los aspectos de nuestra vida, nos ayuda a mejorar en aquello que queremos conseguir. Por eso, controlar lo que comemos y conocer nuestra dieta nos ayudarán a comer mejor. Todo ello, obviamente, sin obsesionarse con todo lo que ingerimos. Es muy importante comer lo que nuestro cuerpo necesita y un error olvidarse de disfrutar de la comida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.