Síntomas y causas de la lumbalgia

La lumbalgia se caracteriza por los dolores fuertes y agudos en la parte baja o inferior de la espalda al realizar actividades, movimientos bruscos o repentinos y, muy usualmente, al levantar peso de forma errónea para nuestro cuerpo. Esta dolencia puede manifestarse mediante la combinación de cualquiera de estos síntomas:

  • Dificultad para moverse que puede ser lo suficientemente grave como para impedir que el paciente camine o se ponga de pie.
  • Dolor que no se irradia por la pierna o un dolor que también pasa por la ingle, la nalga o la parte superior del muslo, pero que rara vez llega debajo de la rodilla.
  • Dolor que suele ser sordo.
  • Espasmos musculares que pueden ser graves.
  • Área localizada que es dolorosa con la palpación.

Una de las causas más comunes de la lumbalgia es la distensión de un ligamento o músculo de la espalda. Al levantar peso, torcerse o realizar un movimiento brusco, se puede producir un estiramiento de los músculos o ligamentos que pueden provocar desgarros microscópicos.

El grado de dolor por una distensión muscular lumbar puede variar dependiendo del tipo de tensión y, con frecuencia, las más leves se curan con la ayuda de alguna combinación de descanso, aplicación de hielo o de calor, antinflamatorios, estiramientos leves y progresivos y ejercicios para la parte inferior de la espalda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.