Sobrevive al “síndrome de la clase turista”

Es verano y seguro que no vas a parar quieto ni un momento. Largos viajes en avión, trayectos en coche… viajes como viajes, cuidado con el conocido “síndrome de la clase turista”.

¿Desconoces sus significado o sus síntomas? Pues presta atención a los síntomas, ya que se suele estar relacionado con una mala circulación de las piernas durante largos periodos de inactividad sumado a amoratamiento de la piel, aumento de la temperatura o aparición de varices, sobre todo en mujeres.

Para evitar que un viaje se convierta en una tortura o en un elemento de riesgo para la aparición de celulitis debes de prestar atención a los siguientes consejos;

  • Hidratate. Es muy importante que ingieras bastante agua.
  • Muévete durante el viaje. Si son muchas horas intenta dar un paseo en periodos de tiempo no muy espaciados. Así reactivaras la circulación.
  • Cuida la posición de tus piernas. Es importante que no las cruces o las dejes colgando, es decir, que no toquen suelo, ya que este tipo de posturas dificultan una correcta circulación.
  • Líquidos si, pero evita el consumo de alcohol o bebidas que contengan cafeína.

Puede parecer todo lo contrario, pero pese a no ser un síndrome muy extendido, para los que lo sufren es bastante molesto. Suele ser común en personas que ya tienen problemas circulatorios, por ejemplo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.